dimarts, 4 de març de 2014

Residuos orgánicos convertidos en fertilizantes


Una planta industrial transformará residuos orgánicos en fertilizantes
El Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario –Neiker-Tecnalia–, y la empresa guipuzcoana Ekonek van a levantar una planta piloto de tratamiento de residuos orgánicos con la finalidad de producir fertilizantes "de alto valor añadido", según sus promotores. La instalación permitirá aprovechar de una forma eficaz el material orgánico resultante de las plantas de biogás. 


La planta se ubicará en los terrenos agrícolas de Neiker-Tecnalia en Arkaute (Álava). El presupuesto asciende a 1,5 millones de euros, que serán aportados por la Unión Europea.El objetivo del proyecto es aprovechar la materia orgánica resultante de las plantas de biogás tras el proceso de digestión anaeróbica, que consiste en someter a la materia a un proceso de descomposición en condiciones de falta de oxígeno. De esta descomposición se obtiene biogás y la materia resultante del proceso se conoce como digestato.Se propone aprovechar este producto, considerado en muchas ocasiones como un residuo, para su transformación en fertilizante orgánico de gran calidad y hasta diez veces más productivo que los convencionales. Podrá ser utilizado en cultivos de alto valor añadido, como césped deportivo, cultivos ornamentales y cultivos agrícolas especialmente delicados.Está previsto que la planta aporte al sector agrícola soluciones que sean respetuosas con el medio ambiente y que, al mismo tiempo, resulten económicamente viables. Las ventajas del fertilizante que se obtendrá se basan en que se trata de un producto ecológico, en forma de microgránulos, que requiere dosis más bajas que los fertilizantes tradicionales y libera sus nutrientes de una manera lenta, lo que implica un menor impacto en el medio ambiente. En este sentido, resulta especialmente relevante conseguir un abono con un nivel equilibrado de NPK; es decir, de Nitrógeno, Fósforo y Potasio. Los expertos calculan que la instalación podrá tratar anualmente unas 28.000 toneladas de digestato, que darán lugar a unas 9.200 toneladas de abono.

Cap comentari:

Publica un comentari