dimarts, 21 de gener de 2014

FERTILIZANTES AGRÍCOLAS

NUEVA TECNOLOGÍA PARA REDUCIR LOS FERTILIZANTES AGRÍCOLAS 


El profesor Edward Amartillar de la Universidad de Nottingham, da a conocer una nueva tecnología para reducir los fertilizantes agrícolas, haciendo que los cultivos sean rentables y mucho más respetuosos con el medio ambiente.



Una interesante investigación cuyo objetivo es lograr la producción de alimentos de una forma menos contaminante y más respetuosa con el medio ambiente. Con la nueva tecnología N-Fix se pretende reducir el uso de fertilizantes agrícolas con base de nitrógeno, elemento que muchas plantas necesitan y que obtienen a través de la tierra.  El profesor Edward Amartillar, Director de la Universidad del Centro de Nottingham para la Fijación de Nitrógeno en Cultivos, ha logrado desarrollar una cepa de bacterias capaces de colonizar las plantas de los principales cultivos accediendo a través de las raíces hasta alcanzar todas sus células, con ello se logra que la planta pueda obtener el nitrógeno directamente de la atmósfera, por lo que no sería necesario el uso de fertilizantes con base de hidrógeno.
La nueva tecnología para reducir los fertilizantes agrícolas se basa en un proceso en el que se recubren las semillas de las plantas que se quieren producir con una sustancia no tóxica que contiene la cepa bacteriana, al desarrollarse las semillas las bacterias se van instalando en cada una de las células de la planta, por lo que cada una de ellas será capaz de fijar el nitrógeno de la atmósfera del mismo modo que lo hace la planta de la caña de azúcar, uno de los pocos cultivos que viven en simbiosis con unas bacterias fijadoras de nitrógeno, pudiéndolo obtener directamente de la atmósfera.
Entre las ventajas de las bacterias fijadoras de nitrógeno se pueden destacar la capacidad de proporcionar la fijación del oxígeno a través de la atmósfera, por lo que se puede reducir hasta en un 60% las necesidades de nitrógeno de las plantas, es un proceso ecológico y no deriva en la producción de toxinas, no es una tecnología transgénica, permite que se reduzca considerablemente el uso de fertilizantes, por lo que supone un importante ahorro y una mayor rentabilidad de las producciones. Según el profesor, el abuso de fertilizantes provoca que el coste anual causado por esta contaminación en Europa sea de 60.000 millones de libras (casi 70.000 millones de euros).

Cultivo de alimentos sostenibles

Cap comentari:

Publica un comentari