dilluns, 30 de gener de 2017

RESUM DE TAKEDOWN 
En la segunda película de la saga Hackers, Kevin Mitnick es perseguido por las autoridades por romper la libertad condicional. Pese a tener al FBI siguiendo su pista, el famoso cracker sigue luchando por sacar a la luz información oculta, como el funcionamiento y la existencia de los sistemas SAS.
El punto clave de la película llega cuando, tras una rueda de prensa delhacker Tsutomu Shimomura, que también trabaja para el gobierno, Mitnick descubre la existencia de un código (Nokitel) que transforma los teléfonos móviles en escáners que permiten escuchar conversaciones ajenas a través de radiofrecuencia.
En su intento por conseguir el código Nokitel, Kevin Mitnick (cracker) se introduce en los almacenes de información de Shimomura para vaciarlos. Con esta intromisión, no sólo consigue lo que buscaba, sino que llega a sus manos un poderoso software (Contempt) capaz de destruir cualquier fuente informática conocida hasta el momento. La bomba atómica de la informática, vaya. Tras este robo, también consigue que el FBI intensifique su búsqueda de la mano del propio Shimomura, y se lancen en una persecución basada en desenmascarar IP, encontrar repetidores desde los que se emite la señal de Mitnick, registros de llamadas y hackeos telefónicos.
Cuando los cuerpos federales terminan por encontrar a su presa, ésta ya ha encontrado el código Nokitel y la forma de usarlo y además, utilizando los ordenadores de la Universidad de Carolina del Norte, también ha conseguido descifrar el código de Contempt


Vida de Kevin Mitnick


Kevin David Mitnick (nacido el 6 de agosto) es uno de los hackers, y crackers más famosos de la historia. Sus apodos o nicks fueron Cóndor (Condor) y "El hacker del lado oscuro" (The darkside hacker). También él mismo se llegó a autodenominar "Fantasma de los cables"

Su vida como Hacker
Como hacker, la carrera de Kevin Mitnick comenzó a los 16 años, cuando obsesionado por las redes de ordenadores rompió la seguridad del sistema administrativo de su colegio, pero no para alterar sus notas; lo hizo "solo para mirar".3
Su bautismo como infractor de la ley fue el 25 de mayo de 1981. Ese día entró (físicamente) junto a dos amigos a las oficinas de COSMOS, de la empresa Pacific Bell. COSMOS (Computer System for Mainframe Operations), que significa o quiere decir algo así como "Sistema de cómputo para operaciones de ordenadores centrales") era una base de datos utilizada por la mayor parte de las compañías telefónicas norteamericanas para controlar el registro de llamadas. Una vez dentro de las oficinas obtuvieron la lista de claves de seguridad, la combinación de las puertas de acceso de varias sucursales y manuales del sistema COSMOS. La información robada tenía un valor equivalente a los 200.000 dólares.
Fueron delatados por la novia de uno de los amigos y, debido a su minoría de edad, una Corte Juvenil lo sentenció a tres meses de cárcel y a un año bajo libertad condicional. Después de cumplir el periodo de tres meses el oficial custodio encargado de su caso encontró que su teléfono fue desconectado y que en la compañía telefónica no había ningún registro de él.
Sus objetivos iban creciendo a cada paso y en 1982(en plena época de la guerra fria) Kevin logró entrar ilegalmente por medio de un antiguo módem telefonico, a la computadora del North American Air Defense Command, en el estado de Colorado. Antes de entrar alteró el programa encargado de rastrear la procedencia de las llamadas y desvió el rastro de su llamada a otro lugar.













Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada